NEUTRAL CORNER

  • Autor: Ignacio Aldecoa – Ramón Masats
  • Editorial: Editorial Lumen Barcelona
  • Año de Edición: 1962
  • Medidas y estado: s/p.; 22 x 22 cm Cartoné editorial rozado. Tenues manchas internas. Buen estado

125,00

1 disponibles

Consúltanos sobre este libro

Descripción

Mítico libro publicado dentro de la colección “Palabra e Imagen” de la editorial Lumen.  Neutral Corner ocupa un lugar excepcional en la historia del fotolibro en España.

Es el libro más completo y el más rico en recursos narrativos de toda la bibliografía de Ramón Masats gracias a la participación de los propios editores de la colección, muy interesados en extender las posibilidades discursivas del texto fotográfico.

Está dedicado al sórdido universo del boxeo del que Aldecoa era tan aficionado.

Como Masats no conocía el mundo del boxeo, Ignacio Aldecoa le llevó a los gimnasios para introducirlo en el ambiente, por lo que, al contrario de la norma habitual de los fotolibros, el sistema de trabajo que pactaron Aldecoa y Masats fue que éste le proporcionaría las fotografías a aquel y a tenor de las mismas Aldecoa iría escribiendo.

Así consiguieron un libro armónico y coherente. A ello, sin duda, contribuye la coincidencia de estilo de ambos autores: los dos son analíticos y sintéticos y plantean su obra del modo más breve para que, en su precisa concisión, sea lo más rotunda, directa y esencial posible. Existe una enorme concordia entre la parte visual y la literaria.

Desde el punto de vista estético la obra destaca por el grafismo en negro, el punto en la tapa, la imagen en negativo, las fotos menudas repetidas en los títulos, la sobriedad y la contención del blanco y negro.

Los libros presentaban dos tipos de papel: uno brillante para que las fotos gozaran de mayor calidad y otro mate, para que los textos se pudieran leer mejor, sin molestos reflejos en su superficie.

Además del material que aparece reproducido en el libro, Masats entregó más originales que finalmente no se llegaron a utilizar.

A pesar de ello los editores respetaron mucho la opinión de los autores hasta el punto de que como la maquetación era tan especial, viajaron a Madrid para entrevistarse con Masats y Aldecoa buscando su beneplácito a la maqueta final del libro.