EL CORONEL NO TIENE QUIEN LE ESCRIBA

Autor

Gabriel García Márquez

Año de Edición

1961

Editorial

Aguirre Editor. Medellín

Medidas y estado

96 p.; 20 x 14 cm Rústica original rozada en cantos, pequeña falta de papel en el lomo y rasgadura de 2 cm. En cubierta. Buen estado.

2.500,00

1 disponibles

Segunda obra de García Márquez de la que el propio autor opinó que, a pesar de ser la más simple de las novelas que había escrito, ya que no tiene saltos en la trama ni aparecen fenómenos fantásticos, era su mejor libro.

La historia ocurre en 1956 y su protagonista es un veterano coronel de la Guerra de los Mil Días que vive con su esposa asmática esperando cada viernes la llegada de una carta oficial por parte del gobierno en la que debería ser anunciada su jubilación y por ende su pensión.

Esa condición de fatal y tímida ilusión que sobre el Coronel se narra muestran el empleo de un estilo que combina la imaginación fabuladora y el realismo social.

La obra mantiene un consumado esquema  de  sencillez,  de  claridad  discursiva  y  de  pureza  verbal que acrecientan la atención del  lector.

Sin embargo la obra, hoy considerada maestra dentro del canon de la narrativa hispanoamericana, no tuvo unos inicios fáciles.

El editor Aguirre había leído la novela en 1959 en Mito, una publicación bimestral creada en 1955, y quedó maravillado. Dos años más tarde Aguirre y García Márquez coincidieron en un encuentro de directores de cineclubes, y allí le propuso la publicación de la obra.

Según relata el propio editor vendió unos 500 ejemplares, de un tiraje de 2.000. Entregó 150 al autor para que “bombardeara a la prensa”, otros 200 los fue regalando uno a uno a sus amigos que lo visitaban en su oficina y el resto cumplieron el vulgar destino de  terminar en una tienda de pueblo cuyo propietario utilizó sus páginas para envolver cominos. La anécdota parece ser cierta pues la compañera del editor Aurita López, quien por ese tiempo atendía la Librería Aguirre, en Sucre, un día le dijo “Ese libro no debería titularse El coronel no tiene quien le escriba, sino El coronel no tiene quien lo compre”.

Consúltanos sobre este libro